domingo, noviembre 14, 2010

COMO COMIENZAN LAS PELEAS MATRIMONIALES

Mi mujer y yo estábamos sentados en la mesa de un BAR,   yo me estaba fijando en una chica borracha que estaba sola en una mesa próxima, y que balanceaba su copa. 


Mi mujer preguntó:

- "¿La conoces?" 

- "Sí," - dije yo - "Ella es una antigua novia mía... Sé que empezó a beber después de separarnos, hace ya bastantes años y, por lo que sé, nunca más ha vuelto a estar sobria." 

- "¡
Dios mío!", -dijo mi mujer-, "nunca pensé que alguien pudiese celebrar algo durante tanto tiempo?" 


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.