miércoles, noviembre 10, 2010

De como se le arruina a uno la noche rápidamente.

Anoche estando yo acurrucadita y bien dormida, me despierto sobresaltada con un dolor intenso en una pierna. En seguido me levanto y enciendo la luz, solo para encontrar un tremendo cienpies en mi cama; ni idea cómo llegó hasta ahí, porque yo no tengo la costumbre de dormir con ese tipo de bichos, pero, ahí estaba y esa picada me dolía muchisimo.


Después de muerto el susodicho (no por mi, por supuesto), procedimos a encargarnos de mi herida, se me hizo una roncha enorme y me picaba a mas no poder. Pa colmo se me entumeció un poco la pierna, que jodió susto, yo sabia que no son venenosos, pero de que duele, duele.


Como ya no tenia ganas de seguir durmiendo me acomodé a ver tv, un rato, pero me aburrí y me dispuse a dormir de nuevo, pero no podía porque seguía imaginando que iba a venir otro a picarme de nuevo. Esta mañana aun me duele un poco, pero ya no tengo roncha y tampoco estoy muerta: que yo sepa los fantasmas no pueden postear.


Y así con esa sencillez se me daño mi perfecta noche de frió.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.