lunes, diciembre 20, 2010

Historia de un Brownie que se volvió un Blackie

  Todo empezó un sábado sin mucho qué hacer, alguien inocentemente saltó, inventemos un brownie y yo: Vamos!
Ubicamos nuestros ingredientes, y las herramientas necesarias para llevar a cabo nuestra misión. Todo salia a pedir de boca.
Como terminamos rápido y teniamos ganas de andar alguien salto: Vamos para municipio vecino a janguear,, y yo: Vamos!
En el municipio vecino nos dimos nuestro par de lights con sombrillitas. y al rato arrancamos de nuevo para el hogar, dulce, hogar.
Y aquí empezó el horror......
Se nos quemó, bueno, solo las orillas, pero lo que pudimos salvar estaba riquisimo!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.